¿QUÉ HACER SI SOSPECHO QUE PUEDO TENER UNA ITS?

 

Cualquier persona sexualmente activa puede tener una infección si no usa protección en las relaciones sexuales de riesgo.

¿Cómo puedo saber si he contraído una ITS?: Para saberlo, únicamente tendría que hacerme una prueba específica para saber el diagnóstico, mediante extracción de sangre o tomando muestra de las secreciones genitales o de orina. Estas pruebas me las pueden realizar en el centro de ITS (¿Dónde acudir?).

¿Qué hacer si me diagnostican una ITS? Comenzar con el tratamiento médico, que la/s persona/s con la/s que he mantenido contactos sexuales inicien también el tratamiento, así se descarta la reinfección y rompemos la cadena de transmisión. Sería una buena práctica de salud sexual.

Ten en cuenta lo siguiente:

  • Sé responsable de tu salud y sigue la pauta indicada.
  • Busca atención médica: ve a tu Centro de Salud lo antes posible (enlace a donde acudir)
  • Como alternativa inmediata, consulta a recursos comunitarios o especializados (enlace adonde acudir )
  • Avisa a tu pareja y/o a las personas con las que hayas tenido relaciones sexuales sin protección para que reciban atención sanitaria.
  • No tengas relaciones sexuales sin protección mientras estés en tratamiento.

El diagnóstico es sencillo por pruebas de sangre, orina o de secreciones anormales.

Casi todas las ITS tienen tratamiento. Lo más importantes es recibir un diagnóstico acertado y seguir el tratamiento médico y las recomendaciones del personal sanitario hasta la finalización del mismo.

Si eres una persona sexualmente activa, sería conveniente que te realices controles periódicos de salud y pruebas de ITS, al menos una vez al año.

 

facebook twitter youtube instagram
CONTACTO | AVISO LEGAL | COOKIES | PRIVACIDAD