PRESERVATIVO PARA EL PENE
PRESERVATIVO PARA LA VULVA

 

El preservativo externo o para el pene, es una funda de látex que hace una barrera para no permitir el paso del semen y que entren en contacto los fluidos sexuales.
 
Cómo colocar y retirar el condón femenino y masculino
 
Instrucciones de uso:

  • Revisa la fecha de caducidad en el envoltorio.
  • Úsalo desde el comienzo de la relación sexual y cuando el pene esté en erección.
  • Abre el envoltorio con cuidado, sin utilizar elementos cortantes ni punzantes ni abrirlo con los dientes.
  • Aprieta la punta del preservativo con los dedos, para que el aire no quede dentro y antes de apoyarlo en el pene erecto, ya que si no podría romperse.
  • Desenróllalo hasta la base del pene.
  • No uses vaselina, ni aceites porque pueden dañar el preservativo. Usa lubricantes con base de agua, de venta en farmacias o adquiérelos en centros comunitarios o centros de salud. El lubricante es muy recomendable sobre todo para el sexo anal. Además, el uso de lubricante reduce bastante que el preservativo se rompa y, puede proporcionar sensaciones muy placenteras. No conviene tampoco utilizar la saliva como lubricante para la penetración vaginal y anal, ya que no conviene que entre en contacto la saliva de una persona con la mucosa vaginal o rectal de la otra persona. Esto podría incrementar el riesgo de adquirir o transmitir algunas ITS.
  • Después de la eyaculación, retira el preservativo con el pene todavía erecto y con cuidado de que el semen no se derrame.
  • El preservativo es de un solo uso. Tirarlo a la basura, no al inodoro.

Los preservativos deben conservarse en un lugar fresco y seco donde estén protegidos de cambios de temperaturas. Por ello, no es aconsejable dejarlos en la guantera de un coche o de una moto, ya que estarían demasiado expuestos al calor, o llevarlos en la cartera durante mucho tiempo, ya que se podrían deteriorar e incluso caducar.

También es importante tener en cuenta que los preservativos son de un solo uso y NO hay que usar más de uno a la vez. Hay que usar uno nuevo para cada penetración y usarlo durante toda la penetración para evitar el contacto con agentes infecciosos de las mucosas, secreciones vaginales o líquido preseminal.

La alergia al látex no debe ser una excusa para poner resistencia a su utilización, ya que existen preservativos hechos de poliuretano.

Hay muchos tipos de preservativos, de diferentes tallas, texturas y marcas, por ello, elige el que mejor te vaya, con el sientas más comodidad y placer; e incluso puedes probar y experimentar contigo mismo antes de utilizarlo con otra persona.

Existen también preservativos un poco más gruesos y resistentes que los demás, indicados para practicar el sexo anal, pues el ano es más estrecho y rugoso que la vagina y, por tanto, el riesgo de rotura es mayor.

Los hay también de diferentes colores y sabores, con estrías, retardantes, efecto frio y calor….

Las posibilidades de erotizar el uso del preservativo, son tan diversas como las propias sexualidades.

Puedes adquiriros en farmacias, supermercados, tiendas, etc. También están disponibles de forma gratuita en algunas organizaciones no gubernamentales y centros comunitarios.

 

facebook twitter youtube instagram
CONTACTO | AVISO LEGAL | COOKIES | PRIVACIDAD