¿CÓMO PODEMOS PREVENIR?

 

Ningún método o enfoque de prevención puede poner fin a la epidemia de VIH por sí solo. Diversos métodos e intervenciones han demostrado su efectividad a la hora de reducir el riesgo de infección por el VIH y aumentar la protección ante el mismo.

Las siguientes recomendaciones pueden ser útiles para que cuides tu salud y disfrutes con placer:

  • Practicar el Buen Sexo y el sexo seguro
  • Relaciones sexuales protegidas.
  • Relaciones sexuales sin riesgo de infección por el VIH.
  • Conociendo mi estado serológico: testar tu estado serológico y conocerlo, te permite acceder a un diagnóstico precoz que ayuda a la estabilidad y mejora del pronóstico médico y reducción de daños ante el VIH. Así mismo, el tratamiento reduce en gran medida las posibilidades de transmisión si se mantiene la carga viral indetectable. Y, por supuesto, conociendo nuestro estado serológico podemos poner medidas para mantener sexo seguro con otras personas y evitar nuevas infecciones, que, en nuestro país, la mitad proceden de personas no diagnosticadas.
  • El uso de medicamentos antirretrovíricos como profilaxis previa a la exposición (PrEP).
  • La circuncisión médica masculina voluntaria.
  • Las intervenciones para cambiar las conductas en aras de reducir el número de parejas sexuales.
  • El uso de agujas y jeringas esterilizadas.
  • Actualizar mi información: la información sobre las vías de transmisión, métodos de prevención, es la mejor herramienta para combatir el VIH. LA INFORMACIÓN ES PLACER.

 

Existen muchas barreras eficaces para prevenir la transmisión del VIH:

Piel: Constituye una excelente barrera frente al VIH, a menos que exista un corte o herida abiertos. El contacto con la piel de fluidos transmisores no supone una vía de transmisión.

Membranas mucosas de la boca, garganta y estómago: Estas membranas constituyen buenas barreras frente a la infección por el VIH, siempre que no presenten irritaciones, cortes, úlceras o llagas.

Saliva: La saliva contiene proteínas y bajo contenido en sal que reducen de forma activa la capacidad de infección del virus. Aunque se detecte el VIH en este medio, es poco probable que haya una cantidad suficiente como para causar infección. El VIH no se transmite por los besos, ni siquiera por medio de los besos profundos.

Aire: El VIH no se transmite a través del aire.

Látex y gomas: Los preservativos evitan la infección por el VIH, así como algunas otras infecciones de transmisión sexual. Y cualquier otra barrera de látex utilizada de manera adecuada.

 

facebook twitter youtube instagram
CONTACTO | AVISO LEGAL | COOKIES | PRIVACIDAD